domingo, 1 de junio de 2008

PALABRA PROFETICA PARA EL 2003 AÑO DE CONQUISTA - Pastor Alberto Calviño

Terminamos un año en el que las cosas no han salido como muchos esperaban, un año donde Argentina llegó a tocar fondo, donde casi todos vamos a coincidir en que estamos en el momento justo para fundar una nueva república, para empezar de nuevo, convencidos que Dios nos ha regalado una tierra maravillosa, que no hemos sabido descubrir, que no hemos sabido disfrutar, que no hemos sabido aprovechar; sin embargo estamos convencidos que, como proclamamos al comienzo del 2002, “esta enfermedad (de Argentina) no es para muerte, sino para la gloria de Dios”; por ello creemos que el año que comienza nos brindará las condiciones necesarias para la resurrección de nuestra nación.
Con este panorama debemos mirar el año que se inicia con FE Y ESPERANZA, creyendo que es el tiempo de ser protagonistas y participar en la reconstrucción de todo aquello que, por nuestros propios errores, nuestra negligencia, nuestra insensatez y desidia, fuimos perdiendo poco a poco.
La Biblia habla en el libro de Hebreos 11:33-34 de hombres y mujeres que “...por la FE conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones, apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de la debilidad...”.
Estos hombre y mujeres no son de la clase que se resigna a la situación imperante, no son temerosos que prefieren no involucrarse para evitar mas dificultades, no son los que eligen la comodidad personal, ni se esconden, tratando de no ver la realidad que los rodea.
Estos hombres y mujeres son verdaderos conquistadores, son aquellos que logran objetivos, que cambian la realidad, que abren caminos, son los que hacen historia.
Porque creemos que en nuestra “Ciudad Deseada” hay muchas personas con estas características y porque creemos que este es el momento oportuno para actuar, declaramos:

2003 AÑO DE CONQUISTA

Este será un tiempo en que, quienes se atrevan a dar los pasos necesarios, quienes se atrevan a pagar el precio, quienes se atrevan a ir contra la corriente, quienes se atrevan a comprometerse y a jugarse, van a lograr la conquista de sus sueños, de sus metas y de sus ideales.
Para aquellos que entiendan que las mayores y más duraderas conquistas se logran mediante la FE, este será:

I- UN TIEMPO PARA CONQUISTAR LO QUE DIOS YA NOS HA DADO

A- Tenemos promesas que abarcan todas las esferas de nuestra vida
B- Tenemos promesas que deben ser conquistadas
C- Tenemos promesas que no estamos disfrutando. ¿Por qué?
1) Por ignorancia, por desconocer lo que nos pertenece y resignarnos a no poseerlo;
2) Por incredulidad, se lo que la Biblia dice, pero no me atrevo a creerlo ó lo creo en términos generales, pero no creo que sea para mí
3) Por no querer aceptar las condiciones que, muchas veces, acompañan a esas promesas.
D- Tenemos una herencia que Dios nos ha dado como hijos suyos y nosotros somos los que debemos lanzarnos a la conquista de aquello que nos pertenece.

II- UN TIEMPO PARA CONQUISTAR LO QUE EL ENEMIGO NOS HA ROBADO

Jesús dijo que el diablo vino para robar, matar y destruir y eso es precisamente lo que hace día a día con nuestras vidas, nuestras familias y toda nuestra sociedad.
A- El es quien nos roba la fe para que ya no creamos en nada y vivamos alejados de Dios y sin disfrutar de sus bendiciones.
B- El es quien nos roba la esperanza para que ya no luchemos mas y nos resignemos a la suerte que nos ha tocado, sumidos en la decepción, el desencanto y la desesperanza.
C- El es quien nos roba la paz para que vivamos llenos de temores, inseguridades, frustraciones y resentimientos, sin poder disfrutar de lo poco o mucho que poseemos.
D- El es quien nos roba la alegría de vivir, llevándonos a una existencia apática, desabrida, sin brillo, sin sentido, generando en nuestro interior toda clase de amarguras que no solo nos hacen daño a nosotros, sino a toda persona que nos rodea.
E- El es quien nos roba el amor, llenando nuestros corazones de odios, rencores, venganzas y toda clase de sentimientos adversos y negativos que nos llevan a vivir en la mas profunda depresión y soledad.
F- En este año que iniciamos somos nosotros los que determinaremos si vamos a permitir que el diablo nos siga robando estos tesoros que no se pueden adquirir con dinero ni con poder, o vamos a conquistar lo que nos pertenece y vamos a vivir la calidad de vida que Dios ha soñado para cada uno de nosotros.

III- UN AÑO PARA CONQUISTAR LO QUE NUESTRO CORAZON DESEA

A- Hay otro Salmo de la Biblia que dice: “Deléitate en el Señor y él te concederá las peticiones de tu corazón”, esta es una promesa tremenda que usted debe conocer y experimentar.
B- Cuantos sueños, cuantas metas, cuantos anhelos, cuantos proyectos, han estado guardados en nuestro corazón o en algún cajón, cuantas veces hemos creído a quien nos ha prometido y nos ha dicho “quedate tranquilo que yo me ocupo” y nunca mas tuvimos noticias.
C- Cuantas frustraciones llevamos a cuesta y cuantas resignaciones, pensando que la concreción de sueños, anhelos y deseos es solamente para unos pocos “tocados” por alguna varita mágica.
D- Déjeme decirle que no son los “elegidos”, no son los “afortunados”; son los conquistadores los que alcanzan metas, logran objetivos y realizan sueños, no es una cuestión de suerte, es una cuestión de determinación, de personalidad y fundamentalmente de FE.

IV- UN AÑO PARA CONQUISTAR LO QUE AUN NO HEMOS SOÑADO

A-
La Biblia dice: “Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni ha subido a corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman”
B-
Hay bendiciones que Dios tiene preparadas para cada uno de nosotros y que nunca siquiera hemos soñado o han cruzado por nuestra mente. Son aquellas cosas que aún no vemos o no entendemos, pero que para Dios son una realidad concreta.
C- Para poder acceder a ellas es necesario tener un claro conocimiento de Dios y una comunión constante con él a fin de que podamos recibir la revelación de sus planes y propósitos para nuestras vidas.
D- Los verdaderos conquistadores no se conforman con los que ven sus ojos, ellos se atreven a ver en su espíritu lo que los ojos naturales no pueden percibir, por eso muchas veces son incomprendidos, perseguidos o vituperados, son los locos soñadores que han cambiado el curso de la historia, que han alcanzado logros que para la mayoría eran imposibles.
E- En este tiempo Dios quiere sorprenderte con realizaciones a nivel personal, familiar, económico, laboral, sentimental, social y espiritual, que tal vez no han pasado por tu cabeza o no te has atrevido siquiera a soñarlas, pero es tuya la responsabilidad de conquistarlas a través de actitudes y acciones concretas que caracterizan a un verdadero conquistador.

CONCLISION: EN ESTE TIEMPO, ATREVETE A SER UN CONQUISTADOR

Un conquistador
no se queda sentado mirando como las cosas suceden, un conquistador es el que hace que las cosas sucedan.
Un conquistador sueña, tiene la capacidad de ver lo que otros no ven y anhelar lo que otros no se atreven a anhelar.
Un conquistador evalúa, todas las posibilidades, los recursos necesarios y sus limitaciones.
Un conquistador planifica, elabora una estrategia y un plan que le llevarán paso a paso al objetivo deseado.
Un conquistador trabaja arduamente para lograr su objetivo, poniendo toda su confianza en un Dios que le dice a través del profeta Isaías 41:10-13:
“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.
He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y confundidos; serán como nada y perecerán los que contienden contigo.
Buscarás a los que tienen contienda contigo, y no los hallarás; serán como nada, y como cosa que no es, aquellos que te hacen la guerra.
Porque yo el Señor soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo”
.

Levántate, esfuérzate y se valiente!!!, estás a las puertas de un nuevo Tiempo, de nuevos desafíos, de nuevas oportunidades para transformarte en un verdadero conquistador.
Animo, estás ingresando a un tiempo de CONQUISTA.